NÓMADA MARKET 10º ANIVERSARIO

15.4.15

Es miércoles por la noche y al fin encuentro un rato para escribir y terminar de procesar la experiencia de estos intensos días en Madrid.

El Nómada Market me pareció un lugar lleno de creatividad, de artesanía de la que te hace pensar en horas de pasión dedicada y  te invita a imaginar la vida del/la artesano/a, su taller, sus horas de trabajo, su sueño...

Agradezco mucho a todas las personas que se llevaron algo de mi trabajo a casa, porque entre tanta maravilla, era muy difícil decidir qué comprar.

Esta era la primera vez  que me enfrentaba al reto de ir sola a un mercado. Esto me ponía nerviosa. No sabía si, sin la habitual ayuda de mis amigos, iba a poder llegar, descargar, montar, atender bien...

Llegué el jueves sobre las 20h. Por suerte el mapa que me había impreso en casa funcionó, y no me perdí al entrar en Madrid. Aparqué la furgo y  descargué viaje tras viaje el material gracias al carro que me había prestado la madre de las Zaera twins.
Al llegar me presenté a mis vecinas y vecinos de stand, y rápidamente caí en la cuenta de que mi mesa medía 2 metros, y el puesto era de 1,5...primera tarmokada. Esto se solucionó fácilmente, porque mis vecinos/as tuvieron bastante paciencia y comprensión con mi novatismo.

Terminé de montar sobre las 23h, y llamé a Santi. A Santi lo conocí en 2004, durante mi Erasmus en Hamburgo. Fuimos buenos amigos y perdimos el contacto durante todos estos años. Sin embargo, su generosidad es tal, que me ofreció su hogar para quedarme estos días, para ahorrar en alojamiento y hacer más rentable la aventura.

Me esperó con la cena preparada y yo agradecí enormemente la calidez hogareña después de un día tan largo y lleno de incertidumbre.

Bueno ya está bien, que me emociono y lo cuento todo al detalle.

Todo lo que quiero decir es que aunque llegué sola, no tuve sensación de soledad  en ningún momento.

Mis compañeros de mercado me hicieron sentir en casa, Santi me hizo sentir en casa, la gente de Madrid a la que pregunté para llegar a algún sitio, me hizo sentir en casa, y el caso es, que sentirse en casa en cualquier sitio depende mucho de la gente que te encuentras.

Y yo sólo puedo estar agradecida por haberme encontrado con toda esta gente en esta parte del camino.


Sin más rollete, os presento a toda esta gente maravillosa, que hace cosas maravillosas y a la que espero volver a encontrar algún día en otro mercado o en cualquier rincón del mundo.


Joao. Ecola

Un maestro de la venta y de la vida. Con su sonrisa perenne y la calma de un padre. Recogió el testigo del negocio de su abuelo. Fabrican productos de lana y artículos textiles en plena Serra da Estrela, Portugal. Había que verlo explicando las 100 maneras de ponerse uno de sus abrigos. Todo un espectáculo.



Zaida. Hereiam

Mi compi de al lado. A quien cerré el paso con mi mesa de dos metros. La conexión fue muy rápida. El primer día ya nos habíamos contado mucho y la confianza surgió de manera natural. Una mujer valiente, cercana y enérgica, con una visión práctica de la vida y rodeada de sus divertidas amigas. Una suerte tenerla al lado. Hace joyas con caucho reciclado. Sorprendente manera de transformar la vida de un material tan basto en algo tan delicado.



Saika y Miguel. Micazuki

Una pareja singular. Japonesa y murciano residentes en un pueblo de Granada. Su pequeño Naoto nos enamoró a todos. Su trabajo en cerámica y gres llamó la atención de todos los que pasaron por el Nómada. Personal, sencilla y original, su cerámica es un reflejo de  esta familia tan linda. Me he propuesto visitar su taller y su hogar algún día. Si podéis ver su trabajo, no perdáis la oportunidad.





Goyo y su altísima mujer.La Morisque

Caligrafía en directo. Un placer para la vista. Personalizan libretas, álbumes, sobres...con el pulso y la delicadeza de un tiempo lejano. Intenté grabar un par de vídeos, pero la tecnología no es lo mío. Una pareja amable que ofrecía su ayuda sin pedirla. Espero encontrarlos de nuevo por el mediterráneo.




Pajaritas y corbatas con las telas más bonitas que hayáis visto. Una persona encantadora. Espero que tenga mucha suerte con su proyecto, porque como todos aquí, le pone mucho amor a lo que hace.












































Producto impecable. Cojines, vajillas serigrafiadas, tazas, banderines. Calidad y diseño sencillo y elegante. Seguro que le va a ir genial en el futuro porque sabe hacer las cosas bien.


Esta mamá joven hace en casa cojines y detalles de decoración sin echar de menos un taller. Toda una maker independiente y decidida. Me encantó conocerla y que me contara generosamente sus trucos caseros. Espero que su proyecto crezca tanto como sus hijas.



La madera me tira, porque siendo hija, sobrina y nieta de carpinteros, tengo serrín en la sangre. Por eso, el trabajo de esta pareja me llamó tanto la atención. Madera grabada con bonitos textos. Los conocí casi al final y no hubo mucho tiempo de charlar más, pero me pareció de lo más interesante. 



Susana. Perfect Days
Ni siquiera estábamos cerca, pero hubo mucha conexión. Fue de las primeras que se fijó en mis recetas serigrafiadas. Luego yo me acerqué a  ver su trabajo y me quedé impresionada de lo que hace con simples sellos. Tengo ganas de colaborar con ella. Presiento que podemos hacer juntas algo bonito. Una alegría haberla conocido.



Este era mi puesto. 


Y aquí fotos de la despedida: Hasta pronto compañer@s.







You Might Also Like

0 comentarios

Subscribe